Rebélate Bien: PARA LOS QUE INTERACTÚAN CON EL SISTEMA JUDICIAL

Esta página es parte de Rebélate Bien: Guía de supervivencia para una América con Trump para adolescentes y jóvenes adultos

Si te encuentras envuelto con el sistema legal (incluyendo ICE o en alguna protesta), estas son las cosas más básicas e importantes que debes de saber:

1. Conoce tus derechos, de preferencia por adelantado. En lo que más puedas, has tu tarea en cuanto a conocer tus derechos AHORA de manera que puedas considerarlos cuando tomes decisiones. El no conocer las leyes no sirve como defensa ante la ley: nosotros somos responsables de seguir las leyes, las conozcamos o no. También es más sencillo sentirse empoderado en vez de intimidado por los sistemas legales o agencias relacionadas cuando conocemos nuestros derechos y podemos exigirlos. Se consiente que la policía no tiene la obligación de ser honesta contigo, y pueden mentir o manipular las cosas para presionarte o hacerte confesar algo que no hiciste, razón por la cual siempre es una buena razón guardar silencio mientras no tengas un abogado o alguien que aboge por ti.

2. Utiliza tu equipo de crisis.

3. Escucha en vez de hablar. Escucha lo que oficiales de la ley o la gente de cualquier agencia relacionada te digan con mucho cuidado; de esa manera podrás saber qué es lo que está pasando sin perder ningún detalle importante. Haz lo mejor que puedas por permanecer callado o decir lo menos posible hasta que tu abogado o alguien que aboge por ti llegue. Si vas a decir algo, que sea pedir por estas personas. Una vez que lleguen es cuando será mejor que hables basándose en lo que te hayan aconsejado.

4. Pide que alguien te represente legalmente. Sim importar que, deja que este sea tu mantra: “Quiero un abogado.” O, en el evento de que tus padres o guardianes hayan contratado un abogado para ti que no quieres o no te siente bien con el, entonce di “Quiero mi propio abogado.” Tienes derecho a un abogado y a tu propio abogado. Dilo cuantas veces sean necesario hasta que obtengas uno.

5. Asume siempre que tienes poder, derechos y agencia, y siempre exigelos. Habrá veces que no tengas algunos derechos, poder o agencia, y muchas veces cuando los pidas se te negarán. Pero actúa siempre asumiendo que los tienes, y gentilmente pero de manera firme, insiste por ellos.

Se paciente. La impaciencia puede seriamente meterte en problemas con el sistema legal. Cuando somos impacientes, tendemos a reaccionar más irritables, menos cuidadosos; la mayoría de veces tendemos a comportarnos  mal. Esto no es un prejuicio, un mal comportamiento en esta situación podría ponerte realmente en peligro. Sentirse molestos o frustrados con el sistema legal o acerca de un crimen es completamente entendible, pero has lo mejor que puedas por mantenerte (o al menos trata) paciente.

Reportando crimenes: Si estás marginalizado, decidir reportar o no un crimen puede ser más complicado que en el pasado. Esto es verdad especialmente en casos de crímenes que piensas que oficiales de la ley pueden minimizar, como un ataque sexual, o un crimen de odio.

Básicamente la pregunta que debes hacerte a ti mismo es: Cómo me sentiré más seguro, si reporto o si no? Si es muy clara la diferencia entre uno y otro, ve con la opción que te grite “Seguridad”. Si estás indeciso haz una rápida lista de los pros y contras, o pregunta a alguien de confianza. Recuerda: reportar debe tratarse de lo que te haga sentir mejor y lo que puedas manejar. No estás obligado a reportar ningún crimen en tu contra, ni mucho menos eres responsable de lo que tu atacante le haga a otra persona.

Si reportas, pide alguien que aboge por víctimas desde el principio, sin importar que. Eso siempre aumentará tu seguridad. También siempre puedes pedir que te contacten con un servicio de víctimas de cualquier crimen en específico, así como llamar a algún representante de un centro de víctimas de abuso sexual local, algún refugio de violencia doméstica, alguna comunidad religiosa, o alguna organización de gente queer o trans. Puedes esperar a que tu abogado llegue antes de levantar cualquier demanda o reporte.

Debes saber que aún cuando no reportes, aún puedes tener acceso a cuidados y apoyo por medio de los servicios de victimas. Lo que probablemente no cambie en los tiempos por venir es que las organizaciones hechas por o para la gente vulnerable entiendan completamente las decisiones de la gente cuando se trata de reportar.


    todos los rebélate bien: primera páginapor qué hicimos esto y por qué lo necesitamos • para todos • atención médica • relaciones y sexo • resolver conflictos • para los que sufren acoso en la casa, en la escuela o el trabajo • para aquellos en relaciones abusivas o controladoras, o que son sin hogar, transitorios o en el sistema de crianza temporal • para los que son LGBQ o trans • para aquellos que son de color, que experimentan intolerancia religiosa o que son ciudadanos indocumentados • para los que tienen una discapacidad • para los que interactúan con el sistema judicial • para los que están participando acitivamenta en protestas • cuando todo se siente terrible y ningún lugar se siente seguro • cómo ayudarnos unos a otros y mejorar este horrendo desastre en el que estamos • resources