Escuela de Verano Trans: ¿SOY LO SUFICIENTEMENTE TRANS?

¿Soy lo suficientemente trans?

Tal vez esta sea una de las preguntas más generalizadas entre la gente trans o no binaria, y si piensas que se te ha ocurrido por primera vez en la historia, lamento decirte que no es así. Casi todas las personas transgénero han experimentado dudas acerca de sí mismas, y para algunas es un conflicto constante.


Tú eres el experto en tu propia vida. No dejes que ningún adulto fastidioso te haga creer que sabe más sobre tu identidad de género que tú —George, 23

La respuesta corta a esta inquietud es: Sí. Lo eres. Tu identidad de género no es algo que otras personas puedan definir. Es algo tuyo. Si eres trans o no binaria, no hay nada que sea “suficiente” al respecto: tan solo eres, ya sea que estés en transición o no, cualquiera que sea tu identidad de género (o a ningún género), sea que solo puedas ser tú misme en privado en tu hogar u orgullosamente lo seas en público. Quienquiera que trate de negar tu género —incluidas otras personas trans y no binarias—, está negando tu humanidad, y además está siendo transfóbica.

Si tienes dudas acerca de tu propia identidad de género, haz algunas respiraciones hondas, encuentra un sitio tranquilo donde puedas permanecer un momento, y solo sé tú mismx en ese espacio. Ten en cuenta que no estás solx al tener esa percepción. Ten en cuenta que pertenecer a una comunidad trans puede ayudar a sentirte menos aislada y solitaria, sea esta comunidad en línea o presencial. Busca recursos hechos por gente trans. Lee libros de autores trans. Escucha a músicos u otros artistas trans. Busca lo que se dice en #TransIsBeautiful / #TransEsBello


Nadie es menos trans por ser diferente. No es una medida de lo trans que eres. He tenido discusiones del tipo “¿quién es más trans, los binarios o los cuir?”. En realidad no es una pregunta relevante. Ni siquiera es apropiada —Alex Gino

“¿Pero ser trans o no binario no tiene que ver con transicionar?”

No. Es una cuestión de identidad de género, y la transición puede ayudar a expresar nuestro género y vivir en cuerpos que nos hagan sentir completos y cómodos, pero no es lo que define la vivencia trans.

A algunes no les interesa la transición social o médica, y no la buscan, o al menos de momento. Otres no pueden permitirse la transición clínica, y transicionar socialmente les pondría en riesgo. Esas personas son totalmente transgénero: ya sea que conserves tus “partes originales” o hayas conseguido un “recambio”, tu género no tiene que ver con las zonas donde te crece pelo, lo que hay entre tus piernas, si tienes pechos o no, los contornos de tu rostro, si puedes tener hijos o no, las hormonas de tu cuerpo o cualquier otro aspecto. Tu expresión de género puede ser la que decidas, pero tu apariencia no define tu género.


No es una carrera o competencia, y todos podemos ayudarnos y apoyarnos para manejar nuestros conflictos personales. Ofrece tu fuerza a otros cuando puedas, y apóyate en la fuerza que también te brinden. —Kevin, 25

Muchas personas desean transicionar, y experimentan una disforia intensa si esto no está a su alcance. Pero no son “menos trans” si no pueden acceder a lo que necesitan para vivir como ellos mismos. Algunes ven su identidad de género como una lenta evolución —¡a veces como una transformación física!— y no piensan en la vivencia trans como la visión clara de un inicio o un final, porque es una cuestión de identidad. Otres descubren que la transición no es para elles, pero eso no les devalúa mágicamente ni revierte su género.

Cuando Caitlyn Jenner salió del clóset en la portada de Vanity Fair, la actriz y comentarista trans Laverne Cox escribió acerca de sus complejos sentimientos encontrados al respecto, y la manera en que la respuesta se interrelacionaba con el privilegio de la “pasabilidad” (su capacidad para verse como las personas creen que debería lucir una mujer, esto es, una mujer cis convencionalmente atractiva). ¿Era tan celebrada Jenner no solo por ser tan valiente como para aparecer por primera vez en una revista importante, sino por apegarse a los estándares de belleza cisnormativos?

Hay muchas personas trans que jamás podrán alcanzar estos estándares a causa de la genética y/o la falta de acceso material. Más importante aún, muches no desean encarnarlos y no deberíamos tener que hacerlo para ser vistos y respetados como nosotros mismos. Es relevante advertir que estos estándares también pueden estar sustentados en la raza, la clase social y la ausencia de discapacidad, entre otras intersecciones.

Históricamente se ha juzgado a las personas trans y no binarias, y no solo la gente cis que asume el papel de “árbitros del género”. Tristemente, algunes dentro de la comunidad lo hacen también, con comentarios o juicios sobre aquellos que no “pasan”, personas trans que no son binarias o que no desean transicionar. Es duro ver que se celebra a gente trans o no binaria que es hermosa de manera cisnormativa mientras se oculta a quienes no lucen así o se les dice que no son lo suficientemente trans. Esto no necesariamente es culpa de las personas trans binarias con el privilegio de “pasar”, pero puede contribuir a sentimientos de inadecuación, parte de la razón por la cual Cox dio inicio a #TransIsBeautiful (#TransEsBello), para celebrar a las personas trans y no binarias de diversos orígenes.


Me di cuenta de que no podía dejar que ninguna culpa derivada de definiciones limitadas o ya superadas me impidiera aceptar quién era yo. Era una mujer trans, con una exigencia tan legítima de ser una mujer trans como cualquier otra. —Hannah, 25

Algunas personas transgénero y no binarias disfrutan de ciertos privilegios, los cuales interactúan de manera complicada: la mujer trans que “pasa” pero aun así experimenta racismo y transfobia violenta si se le expone, o la gente cuir que un tanto forzadamente puede ser vista como hombre, a la vez que experimenta una disforia severa cada vez que alguien le llama “él”. Al explorar tu identidad de género y cómo te relacionas con ella, puedes identificar tus propios privilegios y opresiones e interactuar con otras personas trans de diferentes vivencias, aunque esto no es una Olimpíada de la Opresión. Todos tenemos nuestro propio camino por recorrer.

Ser transgénero o no binario no es una ruta trazada, una competencia o cualquier metáfora extraña. Cada cual define y se relaciona con su identidad de género a su manera, y no hay una “forma incorrecta” de hacerlo. Nadie te descalificará de la comunidad trans o no binaria por no estar inconsolablemente triste todo el tiempo, si te divierten las cuestiones de identidad de género, si eres de género fluido, si no quieres transicionar, si eres una mujer a la que no le importa que la gente crea que pareces hombre, si no eres binaria, si participas en actividades definidas por el género. Si tu cerebro trata de decirte que no eres lo suficientemente trans, dile que se equivoca, y si alguien en tu entorno lo dice, respóndele igualmente que se equivoca.


Mi consejo sería no preocuparte por ser tomada en cuenta como persona trans “auténtica” (la gente que juzga lo trans solo puede afectarse a sí misma al hacerlo, y a otros también), y en cambio intentar al máximo no sentir miedo de quién eres, porque lo trans es hermoso e igualmente la gente que lo vive. —Marigold, 17

Eres una persona hermosa, espléndida y maravillosa, dondequiera que te encuentres en tu vida y tu viaje. Y eres suficientemente trans en este mismo segundo, sin importar dónde te halles en tu recorrido.

Espero que hayas disfrutado este Curso de Verano Trans, y que te vayas con recursos de utilidad e ideas para pensar. Sin importar en qué momento te encuentres en relación con tu identidad de género o quién sea, hay un mundo de posibilidades frente a ti, y puedes tener muchos más amigos de lo que crees, porque te voy a confiar un pequeño secreto: ser trans es en realidad bastante genial.


Previamente en Escuela de Verano Trans: Cuando Cosas van Mal